viernes, 16 de septiembre de 2011

PAGINA 6

Populardesanluis@yahoo.com.ar
¿Quién corrompió la rutina de la solidaridad en nuestra tierra puntana?

Por Pablo Campoy
(Diario PopulardSL). En la mañana del día lunes doce de este mes, observé en las inmediaciones del Puente Blanco, dos circunstancias que se encontraban irrumpiendo la rutina puntana, mostrando desesperación y descontento. Por un lado en lo alto de una torre de luz, se encontraba un trabajador de espacios verdes, quien tenía la intención de quitarse la vida, dado había sido despedido de su trabajo. Por otro, los operarios de Servicios Básicos (SERBA) reclamando por la falta de contrato, de obra social, de aportes jubilatorios y sobre todo, por la falta de seguridad en la que realizan su trabajo, el cual involucra un alto riesgo para su salud. Esto pasa no por casualidad, sino por que en nuestra sociedad se encuentra un sentimiento que nos está destruyendo, el sentimiento del egoísmo, principal generador de la desigualdad.
Es necesario, para que todos mejoremos no solo en lo laboral, sino humanamente, que comencemos a abocarnos de los problemas y las necesidades de otros, a involucrarnos para que no pase que quienes nos brindan un servicio, lo hagan en condiciones insalubres, o sean despedidos de un día para el otro sin razón. Debemos cambiar, ver al otro no como un desconocido, sino como un hermano. Es necesario estar unidos, depositando nuestra confianza, no solo a nuestra fuerzas, sino en Dios, quien puede realizar las hazañas más impresionantes.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Necesidad de Orar… ¡A solas!
-por Jorge Trujillo

Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.

La oración es el medio por el cual nos acercamos a la presencia de Dios y podemos tener comunión con El. La Biblia nos ordena en muchas ocasiones a orar. Se nos dice que la oración debe ser parte de la vida del Cristiano. Dios desea que sus hijos le busquen en oración. Una forma de orar muy eficaz es la oración en grupo. En varias ocasiones se presentan ejemplos de personas que oraron unidos como grupo. Un ejemplo perfecto es el día de Pentecostés, cuando estaban todos unánimes en oración. “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. (Hechos 1:14)
Después de esto, los discípulos acostumbraban a orar unidos. En el Segundo capitulo de Hechos leemos “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. 42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:41-42.) Sin duda la oración en grupo es de mucho beneficio a los creyentes y Dios hace grandes obras en su pueblo cuando este ora en grupo.
Otra forma de oración la cual es muy eficaz, es la oración en pareja. En ocasiones, también existe la necesidad de orar acompañado de otro compañero que esté de acuerdo con uno para pedir a Dios. Jesús dijo “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos” (Mateo 18:19.) Al igual que la oración congregacional o en grupo, la oración en compañerismo Cristiano con dos o tres hermanos, es de grande importancia en la vida de los creyentes. La oración con un compañero o compañera en la fe da un sentido de fuerza, hermandad y comunión cristiano que no puede ser grande edificación a la vida espiritual.
Aunque muchas veces participamos de las oraciones en grupo, y quizás otras veces en compañía o acuerdo con otra persona, tendemos a descuidar el llamado a estar a solas con Dios en oración. Pero es muy necesario orar a solas.
Jesús y los Creyentes del Pasado oraban solos
Jesucristo acostumbraba a irse lejos de la multitud para estar a solas. Después de ser bautizado, Jesús se fue solo al desierto. Allí pasó tiempo en comunión con Dios. Cuando los judíos lo quisieron hacer rey, en contra del plan divino, Jesús se fue de ellos a un monte donde estuvo a solas con Dios.
Hombres como Job, Elías, David, Daniel oraban solos. Pasaban tiempo con Dios a solas en la oración. Mujeres como Ana la madre de Samuel, se nos dice que se fue sola al templo a orar a Dios. Estos ejemplos no deben ser pasados por alto o ignorados. Son ejemplos de gran importancia los cuales debiéramos tomar como patrón en nuestras vidas, pero lo más importante de la oración a solas con Dios, no es solo el ejemplo de estos hombres y mujeres de Dios sino el hecho de que Cristo nos ordenó ‘orar a solas’.
Jesús dijo que debíamos orar solos
La oración a solas es importante en la vida de los que buscan a Dios. Y Dios busca personas que estén dispuestas a buscarle no solo en público o acompañados sino también ‘a solas…’. En el sermón del monte Jesús dijo: 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. (Mateo 6:6.)
Esas palabras de Jesús, más que una simple recomendación ó consejo son un importante mandamiento. A veces estamos muy dispuestos a orar en grupo de forma pública y congregacional, no tenemos problemas en orar junto con otro cristiano que nos pida tal cosa, pero la oración a solas se nos hace muy difícil. ?Porqué será? Creo que la oración a solas es la más importante de todas las oraciones que un Cristiano pueda hacer. Los momentos a solas con Dios tienen un gran impacto en la vida del creyente. Existen ciertas cosas que hacen del orar a solas un acto de importancia especial.

No hay comentarios: