jueves, 28 de julio de 2011

PAGINA 2


Populardesanluis@yahoo.com.ar
LA POLITICA PREOCUPACION DEL HOMBRE
Por Carlos Torre Moyano
La política como toda ciencia tiene un objeto y es tener una disciplina basada en el estudio de las formas, en como se suceden los aconteci-mientos de la sociedad. Y como los hombres logran construir los equilibrios para encauzar desde los gobiernos, el funcio-namiento de la comu-nidad. En resumen, es el estudio del poder, sus delimitaciones en cuanto a sus dos temas funda-mentales, la discusión y los valores. El primero de estos aspectos, la discu-sión, corresponde a la ciencia política; el segundo, la delimitación de los valores es el tema de la filosofía política.
La relación de estos dos aspectos constituyen la política, que es el estudio del gobierno de los hombres, dotados de voluntad y razonabilidad, que quiere decir (habilidad para razonar). Por lo cual resulta que el abarcamiento de esta disciplina es mucho más amplio que el estudio del Estado, al estar referida a las relaciones sociales y las estructuras de la huma-nidad en la historia.
Por esta razón la política constituye el motivo y la preocupación funda-mental de las nuevas generaciones, atentos a la cifra de más de 6.000 millones de habitantes que pueblan el planeta y la proyección exponencial que esta cantidad nos sugiere. Podríamos elegir tres ejes preocupantes en los cuales pensar: El hambre, las guerras, y la salud de la humanidad. ¿Que armonías son nece-sarias construir desde la política, para encontrar los equilibrios de estas cuestiones?.
Preguntamos: ¿se resuel-ven alimentando los odios y las contradicciones ideológicas?, ¿se mitigan con el robo y la falta de ética de los adminis-tradores del Estado?, ¿se dan las soluciones, con el egoísmo y la falta de solidaridad de los actores sociales?, ¿se suprimen el dolor y la pérdida de las esperanzas, saboteando, impidiendo y destruyendo proyectos nobles e in-teligentes, para una infinita gama de problemas?, ¿se encuentra en las drogas, la prostitución y la desen-carnada explotación del hombre, los caminos de la excelencia humana?.
Serían infinitas las formas con que podríamos re-ferirnos a la problemática existente y también in-finitas las preguntas por hacernos al respecto. Queridos lectores no podemos justificarnos en la limitada temporalidad de nuestras vidas, pen-semos en el futuro de nuestra sangre, corriendo por las venas de futuras generaciones. La confu-sión radica en dejar librada a las ciencias el camino de las soluciones, recordemos lo que nos decía el gran pensador Aristóteles, «el intelecto es incapaz de realizar algo por sí solo». Estamos obligados a recrear el concepto del amor y el símbolo de Dios, hacia los destinos de la humanidad, desde nues-nuestra sangre, corriendo por las venas de futuras generaciones. La confu-sión radica en dejar librada a las ciencias el camino de las soluciones, recordemos lo que nos decía el gran pensador Aristóteles, «el intelecto es incapaz de realizar algo por sí solo». Estamos obligados a recrear el concepto del amor y el símbolo de Dios, hacia los destinos de la humanidad, desde nuestros espíritus.

No hay comentarios: